Lupus, edición integral (Astiberri) 25€

No puedo ser objetivo con la obra de Peeters, ya sea por pura ignorancia de los elementos que conforman un cómic, o porque junto a ‘Píldoras Azules’ me dejo llevar por los reflejos de las vidas que nos regala el autor en sus páginas.

En este caso, Peeters nos sumerge en una historia de ciencia-ficción que sirve de ambiente de ensoñación continuo, de una ruta de escape, de una sensación de alejamiento de la vida real… quizás por ello no sea coincidencia que los personajes consuman drogas allá donde se encuentren. Todos intentan escapar de sus vidas, marcadas por incompatibilidades familiares, y que mejor que el espacio, infinito, desconocido, agresivo y peligroso como un chute para que las ganas de huir acaben aferrándose a las ganas de experimentar, de vivir, de amar.

Porque si de algo habla ‘Lupus’ es del amor… hacia la familia, los amigos, esa chica que se cruza en tu vida y que de tanto quererla se te escapa entre los dedos.

Peeters nos hace recordar momentos que todos hemos pasado en algún momento de nuestra vida, siendo como he dicho anteriormente, el amor, el detonante de lo bueno y malo.

De narración pausada, repleta de pequeños detalles que se nos posan en la mente como la mano que nos da ánimo en un hombro en un momento dado, la historia nos muestra a los personajes como un padre orgulloso de su hijo recién nacido, y los lectores lo vemos con fascinación y con miedo… solo para que se nos revele al final que la vida sigue, que lo excepcional nos rodea, nos observa, pero hay que vivirla, hay que caer y saber levantarse para volver mirar hacia arriba y que el sueño, como el espacio, nos haga cabecear de vez en cuando, con una sonrisa.

El humor está presente en la obra y te hace querer a los personajes, ser cómplices de sus bromas y disfrutar de instantes de evasión. Te pueden golpear, pero el dolor a veces te provoca una risa entrecortada que lo mitiga.

El dibujo desplegado es sencillo pero cargado de toda la información necesaria para su disfrute, con unos personajes reconocibles al primer vistazo y llenos de expresiones con las que la empatía es automática.

El ambiente espacial, de los distintos planetas, de la flora y fauna extraterrestre, todo sigue la misma pauta y la unificación de la obra es magistral.

Como dije al principio no puedo ser objetivo con la obra de Peeters, y mucho menos con ‘Lupus’… su lectura te trae recuerdos y experiencias que duelen, pero cuando lo terminas sonríes, ya no por el protagonista, sino por ti mismo… porque redescubres que hay algo más allá y que, con alguien querido al lado, no queda tan lejos.

 

Jose Angel Ares

 http://paterdixit.deviantart.com/

Escribir comentario

Comentarios: 0